• 915 17 73 75
  • Calle General Palanca, 37, 28045, Madrid
Mujeres trabajan en el mundo rural y son autónomas

Emprender en el entorno rural.

mayo 21, 2018

Metas de las autónomas en el entorno rural

Las mujeres somos especialistas en buscar soluciones y combatir en terrenos no siempre favorables. Nuestra desventaja es siempre doble: competir en un mundo laboral no siempre fácil, y hacerlo siendo mujeres.

Pero sabemos que eso está cambiando. Las mujeres cada día somos más protagonistas de nuestro trabajo, y sabemos que el emprendimiento femenino en zonas rurales es una herramienta fundamental para llevar a cabo los proyectos que siempre hemos querido poner en marcha y ser dueñas de nuestras metas y de nuestro futuro.

¿Qué nos ofrece el emprendimiento femenino en el entorno rural? ¿Contra qué combatimos y cuáles son nuestras metas?

 

Desarrollo vital y profesional.

Tenemos miles de ideas que no hemos puesto en marcha y ha llegado el momento de sentirnos seguras, plenas y empoderadas. Desde cualquier lugar de nuestro país, existen muchísimas fórmulas para poner en marcha nuestros proyectos y ayudar a mejorar nuestro entorno, nuestra economía, nuestra región; ser dueñas de nuestras ideas y tener soberanía sobre el producto de nuestro trabajo. Es tu momento, es nuestro momento.

 

Combatir la soledad y el silencio.

Nuestro mundo se ha caracterizado por la distancia, por estar siempre lejos las unas de las otras. Pero hemos combatido esta situación para poder estar unidas y poder compartir nuestras experiencias.

No estamos solas. Existen miles de mujeres en nuestra misma situación y podemos apoyarnos las unas en las otras, como hemos hecho siempre. Combatir la soledad y el silencio compartiendo nuestro trabajo y cooperando entre nosotras. Ninguna distancia es suficiente para que no estemos unidas.

 

Revitalizar tu entorno y mantener la población.

Cuando emprendes un proyecto no solo te realizas tú, si no que ayudas a que tu entorno se revitalice gracias a tu trabajo. Mantener la población en lugares donde las nuevas generaciones migran, reactivar la economía de tu entorno y servir de ejemplo a tu alrededor para que los demás encuentren las fórmulas para poner sus propios proyectos en marcha.

Las mujeres del entorno rural queremos dejar un mundo mejor a nuestro paso, para que nuestros hijos e hijas lo recojan y puedan continuar con el trabajo que nosotras comenzamos.