• 915 17 73 75
  • Calle General Palanca, 37, 28045, Madrid

Ser Mujer, Autónoma y vivir en el mundo rural..

mayo 17, 2018

Ser mujer, autónoma y rural.

Este portal web quiere ser un lugar de encuentro para compartir esas especificidades entre mujeres autónomas. 

En el año 2017, 4 de cada 10 personas que se dieron de alta como autónomos eran mujeres. Es difícil saber qué porcentaje de estas mujeres vive o se dedica a alguna actividad en el ámbito rural, pero lo cierto es que tenemos una cifra más esclarecedora:  en 2016 según AMFAR, la Federación de Mujeres y Familias del ámbito rural, el 56% de los emprendedores en los pequeños Municipios eran mujeres. Parece relevante plantear herramientas pensadas por y para mujeres autónomas en el ámbito rural y sobre todo seguir ampliando derechos y oportunidades para las mujeres vivan donde vivan y se dediquen a lo que se dediquen.

Ser mujer, autónoma y vivir en el mundo rural tiene sus especificidades.

Cuando nos imaginamos una mujer autónoma que produce y trabaja en el mundo rural nos viene a la cabeza rápidamente una foto de una mujer agricultora. Es cierto que hay un gran porcentaje de mujeres autónomas que se dedican a la agricultura o la ganadería. Si observamos el porcentaje de mano de obra femenina que labra el campo, y las tantas que trabajan sin cotizar, y lo comparamos con los altos cargos de las explotaciones agrarias la diferencia es abismal. Este techo de cristal al que se enfrentan las mujeres, sobre todo las que trabajan en explotaciones agrícolas familiares, han comenzado a especializarse en otras actividades, siempre relacionadas con el campo, pero que les permite tener control y autonomía.

Un ejemplo clave es la venta de productos manufacturados, la especialización de la venta a través de Internet. Esta especialización ha sido impulsada por mujeres autónomas y  cooperativas que les está permitiendo vender sus productos ecológicos y caseros por Internet, aunque es totalmente cierto que sin el sector primario no se vive las mujeres están ocupando otros espacios. 

cooperativas de autónomas en el mundo rural

El mundo rural que debe enfrentarse también a la crisis demográfica y laboral es un espacio donde las mujeres están tomando un papel crucial. La innovación en ventas, la diversificación de sus especializaciones. Servicios veterinarios, tratamientos médicos innovadores, ludotecas para las y los más pequeños que permite la conciliación laboral para las mujeres, servicios veterinarios, la decoración de interiores o inclusive tejedoras de éxito.

 

La organización de las mujeres autónomas del mundo rural debe servir para tres avances necesarios y cruciales para las próximas décadas:

  • Sumar derechos como autónomas.
  • Sumar autonomía laboral y económica.
  • Poder seguir desarrollando la actividad profesional donde una escoja.